martes, 20 de enero de 2009

MIGUEL ÁNGEL PERERA: UNA TEMPORADA ROTUNDA DE PITÓN A RABO


Por Isa Molina. Foto: Miguel López, por cortesía de miguelangelperera.es

No les voy a contar el toreo desplegado por Miguel Ángel Perera en 2008, ni tampoco voy a ser yo la que venga a reescribir una campaña de ensueño, y ni mucho menos les desgranaré las incontables faenas que ha ido dejando por nuestra geografía, pero lo que sí les voy a contar es que hay una nueva figura en la cumbre del toreo, y se llama Miguel Ángel Perera. Esa cumbre en la que hasta ahora solo estaban cuatro, una cumbre que alcanzó en el puerto de montaña más difícil del toreo, Las Ventas, tras una de las temporadas más completas que se le recuerdan a un diestro en unos cuantos años.

En la temporada 2008, Miguel Ángel Perera estaba obligado a recoger los éxitos de la remontada espectacular que obró desde el verano de 2007 hasta el final de esa campaña. El más difícil todavía era ratificar que aquella remontada no era fruto de una casualidad, ya que las armas siempre están cargadas para los diestros que caminan en solitario, algo bastante molesto para el sistema actual de la fiesta. En este caso, Miguel Ángel camina solo ante la atenta mirada de un torero que siempre ha llevado por delante la dignidad de la profesión, el sevillano Fernando Cepeda, que mucho ha tenido que ver en el ascenso del pacense.

El balance final nos lleva a unos números de figura: 82 corridas, 168 toros lidiados, 154 orejas y 3 rabos. Ahí las estadísticas, pero en mi opinión, el arte del toreo no se puede medir por números sino por el fondo de los mismos. Y vaya si han tenido fondo la temporada de Perera, porque cada tarde frente al toro ha estado un torero que es el alumno aventajado de su generación, que ha llegado a la cima, que da la cara, que tiene raza y ambición de figura, que no rehuye verse las caras con José Tomás y El Juli y al que se le presume una carrera apasionante.

Por refrescarles la memoria, a aquellos que no se han cansado de repetir la palabra “racha” a lo largo del año, Miguel Ángel Perera ha triunfado en plazas como: Castellón, Olivenza, Sevilla, Nîmes, Aguascalientes y Madrid en el primer tramo de la temporada.
Después llegarían: Alicante, León, Soria, Ciudad Real, Pamplona, Barcelona, Santander, Huelva, Vitoria, El Puerto de Santa María, Huesca, Gijón, Béziers, Bilbao, Cuenca, Bayona... por nombrar varias de las más importantes.
Todavía estaba por llegar un septiembre mágico, de autentica figura, y algunos de los cosos que le vieron triunfar fueron: Palencia, Ronda, Murcia, Albacete, Valladolid, Logroño… y posiblemente me deje alguna.

Cuando la temporada estaba finalizada triunfalmente, sorprendió a todos el cierre de año con dos encierros en solitario uno en Madrid y el otro en Zafra. Más de uno se quedo con la boca abierta al saber la noticia del encierro en Las Ventas, yo personalmente pensaba que era el mejor momento porque no lo necesitaba, que lo hacía porque se sentía capaz de asumir el reto, (precisamente en momentos como ese es cuando más se demuestra la ambición de una máxima figura).

El doblete no pudo ser pero hubiese hecho historia al ser el único diestro en encerrarse dos tardes consecutivas en solitario, aunque eso ahora ya da igual después de la gran tarde de toros en Las Ventas.

Una tarde de toros histórica, en la que Perera hizo temblar los cimientos del coso neomudejar en cinco faenas. Vestido de un terno carmesí y oro, que quedó roto por fuera y mucho más aun por dentro, el público entregado en pie le dio el último aliento, el diestro agradecido se fue hasta los medios para recoger la gran ovación.

Y se fue a la enfermería, esa otra puerta grande, con tres orejas, dos cornadas una de ellas gravísima y el saber que había cruzado la distancia que le restaba para llegar a la cumbre del toreo. Después de varias intervenciones quirúrgicas se ve algo de luz en el túnel, el torero ya se está preparando en el campo de cara a una reaparición aun sin fecha.

Por encima de las plazas de máxima responsabilidad, los éxitos y las gestas, yo me quedo con la sensación que te deja su toreo de rotundidad y de llegar más allá. Su toreo es puro, hondo, muy largo, poderoso y de mano baja, cimentado en una muleta de oro y que provoca el toreo fundamental más autentico, ese que cualquier aficionado tiene en la cabeza cuando sueña toreando de salón. Les hablo del nuevo figurón del toreo: él es Miguel Ángel Perera.

No hay comentarios:

ETIQUETAS

Activismo taurino Alfonso Navalón Almonaster la Real Alonso Sánchez Alvaro Acevedo Antonio Ferrera Antonio Hernández Artículos de opinión Asociación Cultural Taurina "A Porta Gayola" Atanasio Fernández Barcelona Blanca Villa Del Toro Blogosfera taurina Campo bravo Campos y Ruedos Carlos Núñez Carlos Ruiz Villasuso Collectif Pedrollen Comunicados Conchi Ríos Coquilla Corpus Correbous Corrida de Beneficencia Cuadernos de Tauromaquia Curro Díaz Daniel Jimeno David Fandila "El Fandi" David Mora Diego Cervera Diego Urdiales Dolores Aguirre Ecuestre Eduardo Gallo El Cortijillo Eneko Andueza Enrique Martín Enrique Ponce Entrevistas Esperanza Aguirre Feria de Abril Feria de Hogueras Feria de Murcia Feria de San Fermín Feria de San Isidro Feria de San Miguel Fernando Cuadri Firma invitada Fotografía Fuente Ymbro Herederos D.Salvador Guardiola Fantoni Hijos de D.Celestino Cuadri Isidro J. del Pino Javi Villaverde Javier Castaño José Joaquín Moreno Silva José León José Luis Moreno Jose Luis Pereda José Mª Manzanares Joselito "El Gallo" Joséphine Douet Juan Pelegrín Julián López "El Juli" La Condomina La Instantánea Las Ventas Leandro Libros López Simón Luis Francisco Esplá Mª Verónica de Haro Manolo González Manuel Díaz "El Cordobés" Manuel Escribano Mariano Cifuentes Miguel Ángel Perera Miquel Barceló Miura Morante de la Puebla Obituario Paco Cañamero Pagés Pedro Algaba Publicaciones Radio Morata Rafael Rubio "Rafaelillo" Real Maestranza de Caballería de Sevilla Reportajes Revista 6 Toros 6 Rivera Ordóñez RTVE Saint-Sever Sánchez-Fabrés Talavera de la Reina Taurodelta Twitter U.T.A.A Sevilla Uceda Leal Utrera Valverde del Camino Vicente Sánchez Lopez Vicente Yangüez "El Chano" Victoriano del Río